AEIC
Entrevistas online
Últimos nombramientos
Número 19. Verano 2021 2021
13/09/2021 / Bárbara Candal / 441 visitas

P&G apuesta por la Serie D de Domino para el etiquetado táctil de sus champús y acondicionadores

 

P&G está presente en los hogares de casi 5.000 millones de personas en todo el mundo y posee una sólida cartera de marcas líderes, que se caracterizan por su fiabilidad y calidad. El equipo humano de P&G está compuesto por 99.000 empleados de aproximadamente 70 países de todo el mundo.

Se calcula que el 10% de todos los adultos de Estados Unidos tienen una discapacidad visual, para quienes tareas tan simples como diferenciar los productos de cuidado personal durante su uso puede ser sumamente complicado.

La Federación Nacional de Ciegos de Estados Unidos declara que existe una «crisis de conocimiento del braille» en el país. Menos del 10 % de las personas legalmente inscritas como personas ciegas en EE. UU. lee braille, y solo el 10 % de los niños ciegos están aprendiendo a leer este sistema de escritura táctil.

 

Introducción

Procter and Gamble (P&G), como una de las compañías líderes a nivel mundial del sector del gran consumo y el cuidado personal, es consciente de la importancia de garantizar que toda la población pueda usar la totalidad de sus productos y servicios, y disfrutar de ellos.

Hasta las cosas más sencillas pueden suponer una gran dificultad para personas que tienen alguna discapacidad visual, como, por ejemplo, diferenciar los productos de cuidado personal, de los botes de champú y el acondicionador.  A los consumidores con problemas de visión, les puede resultar difícil reconocer los productos mientras están en la ducha o el baño, un momento en el que normalmente se prescinde de las ayudas para ver, es decir, gafas, lentes de contacto o lentes de aumento. P&G fue conocedor de este problema y se dispuso a encontrar una solución.

"La mayoría de los botes de champú y acondicionador se diseñan con una estética semejante", comenta la consultora especializada de diseño inclusivo de P&G, Sumaira Latif, quien además está inscrita como una persona ciega. "Nos dimos cuenta de que estábamos ante una gran oportunidad para mejorar la vida de las personas con discapacidad visual si cambiábamos nuestros productos y envases, y animábamos a las demás empresas a hacer lo mismo".

"Puede parecer algo intrascendente, pero hay cientos de detalles de este tipo a los que las personas con discapacidad visual, como yo, tenemos que dedicar mucho tiempo comprobándolo una y otra vez cada día", prosigue Latif. "Si queremos ser independientes y actuar con confianza, no podemos estar detrás de hermanos, madres, hermanas, maridos o hijos preguntando "¿Este qué bote es?", sobre todo en un lugar tan íntimo como la ducha".

Aunque el uso del braille podría parecer una solución en este caso, Latif reconoce que solo un número muy reducido de personas ciegas o con discapacidad visual lee braille.

"La mayoría de las personas con discapacidad visual no sabe braille. Se necesitan meses, o incluso años, para aprenderlo, y en realidad hay que empezar cuando se es más joven para desarrollar esa sensibilidad. La mayoría de las personas desarrollan una discapacidad visual conforme avanza su vida, y el braille ya no es una opción", afirma Latif. "Era importante que inventáramos algo que tuviera un reconocimiento mundial y sirviera para las personas que no hayan tenido la ocasión de aprender braille".

Al elegir un planteamiento sencillo y más universal para diferenciar los botes, P&G espera facilitar su identificación, no solo para quienes tienen una discapacidad visual, sino para cualquier persona que pueda tener dificultades para reconocer los productos durante el uso.

 

Nueva gama Herbal Essences bio:renew

Latif y sus compañeros de P&G dieron con la innovadora idea de incluir marcas táctiles en los botes que permitieran su fácil diferenciación con solo tocarlos. P&G llevó a cabo un experimento con un nuevo diseño con códigos táctiles para la línea de champús y acondicionadores Herbal Essences bio:renew.

"Queremos ayudar al mundo a ver con sus manos", explica Latif. "Un simple elemento diferenciador no solo ayuda a las personas con visión reducida o sin visión, sino que también sirve para quienes no dominan bien el idioma, o quienes llevan generalmente gafas correctoras o lentes de contacto; es sorprendente la cantidad de gente sin discapacidades y con buena visión que confunde el champú y el acondicionador en la ducha".

 

Los primeros pasos

Para minimizar el efecto en la producción y los costes del diseño, Latif y sus compañeros de P&G buscaban una solución capaz de poner marcadores táctiles en sus botes existentes, en lugar de crear los botes con los marcadores ya incorporados. Parecía que la opción más acertada era usar un codificador láser para grabar los marcadores durante la producción. Sin embargo, fueron conscientes de las posibles complicaciones que podrían surgir en el marcaje de los botes, para no poner en riesgo el envase o afectar significativamente al tiempo de producción.

"Pese a que el objetivo claramente merecía la pena, admitimos que, para que tuviera éxito, el nuevo planteamiento no debía influir en la productividad. Procesamos cientos de botes al minuto en cada línea de embotellado; por lo que cambiar un proceso de fabricación es complicado cuando se trata de unas cantidades de ese tipo", dice Latif. "Necesitábamos una solución que pudiera encajar en nuestras líneas de producción existentes sin que afectara mucho a la velocidad de la línea de producción".

La colaboración con Domino

"Acudimos a varios proveedores de codificación y marcaje, y Domino destacó como el único proveedor realmente dispuesto a colaborar con nosotros para encontrar el diseño y la solución más adecuados para crear los marcadores", declara Kevin Higgins, técnico de P&G.

El factor decisivo fueron los conocimientos científicos de Domino y las pruebas de diseño sumamente colaborativas para dar con la mejor solución para el diseño de botes inclusivos. "Invitamos al equipo de P&G a visitar los laboratorios de pruebas especializados en láser de Domino en Hamburgo, en un principio para hablar de los requisitos del proyecto y, posteriormente, para una sesión de trabajo de dos días con el objetivo de identificar la mejor solución posible. "

"Inicialmente P&G quería codificar los botes con símbolos de triángulo, círculo y cuadrado", señala el Dr. Stefan Stadler, jefe de equipo en la Academia de Láser de Domino. "Desde la prueba inicial, se confirmó lo difícil que sería distinguir estos símbolos con el tacto, así que presentamos algunas alternativas que permitieran la diferenciación con mayor facilidad".

El diseño elegido contaba con una fila de líneas en relieve en la parte inferior trasera de los botes de champú y dos filas de puntos en relieve en el mismo lugar de los botes de acondicionador.

La clave del éxito del proyecto fue garantizar que el láser no perforara los botes ni debilitara las propiedades de barrera del sustrato. El equipo de láser determinó que la parte inferior del bote, donde el plástico es más grueso, era el lugar idóneo para ubicar el etiquetado táctil, ya que permitiría una fácil identificación sin poner en riesgo la integridad del envase.

 

Los ensayos con muestras

En los primeros ensayos con muestras, los codificadores láser de CO2 de la Serie D de Domino constataron el análisis científico inicial y grabaron con buenos resultados la línea vertical y los marcadores en círculo requeridos, dejando una marca táctil sin poner en riesgo el sustrato.

El equipo de láser de Domino utilizó un microscopio 3D para analizar la profundidad del grabado en nueve botes de PET de distinto color (el sustrato del bote de Herbal Essences) con dos modos de codificación: móvil y fijo. La tasa de absorción de los botes de color se midió con un espectrómetro de infrarrojos con transformación de Fourier para confirmar si había una correlación entre la profundidad de la codificación y el color del plástico.

"Descubrimos que la absorción del láser a las longitudes de onda probadas no tenía relación con el color del bote", afirma Stadler. "La misma solución se podía reproducir con un PET de otro color, lo que significaba que un mayor número de marcas podrían adoptar este método, independientemente del color de sus botes. Es decir, otros fabricantes podrían seguir los pasos de P&G fácilmente y adoptar el mismo método de marcaje".

Para garantizar que la solución láser no pusiera en riesgo el envase del producto, el equipo de láser de Domino dedicó más de una semana a probar los parámetros del láser para establecer las especificaciones más adecuadas. Un informe de elaboración de perfiles 3D donde se detallaba el proceso de prueba, aseguró al equipo de P&G que la incorporación de este requisito de etiquetado adicional no afectaría a la integridad del producto en ninguna etapa de la cadena de suministro.

"En P&G, queremos deleitar a los consumidores a lo largo del proceso de compra. Es importante que el consumidor o la consumidora disfrute de su compra en todo momento, desde la primera vez que ven el bote en la estantería hasta que exprimen la última gota del producto", declara Higgins.

"La integridad del bote es de máxima importancia para nosotros, porque es lo primero que ve el consumidor y lo último que toca. El bote no solo debe tener buen aspecto, sino también cumplir su función durante toda su vida útil, por eso nos preocupaba poner en riesgo su integridad. A través de mediciones y modelados, fuimos capaces de encontrar parámetros que no solo ofrecieran ese rasgo táctil que pretendíamos, sino que además mantuviera la integridad del bot"».

 

La solución idónea

Para garantizar que el nuevo modelo de líneas y círculos fuera eficaz para los consumidores, P&G presentó los botes Herbal Essences bio:renew con su nueva codificación en el Real Instituto Nacional de Personas Ciegas (RNIB) del Reino Unido, para que los consumidores los probaran. Un grupo de consumidores formado por personas con discapacidad visual aprobaron abrumadoramente el nuevo diseño de botes inclusivos.

Tras recibir unas valoraciones tan positivas de los consumidores, P&G empezó a utilizar en enero de 2019 una solución láser de Domino para marcar los botes de champú y acondicionador Herbal Essences bio:renew en diversas plantas de fabricación de los EE. UU. y en determinados envasadores externos.

El diseño de botes inclusivos fue todo un acierto y recibió numerosos comentarios positivos de quienes viven con una pérdida parcial o total de visión. Asimismo, los blogueros y portavoces más activos de la comunidad ciega intercambiaron sus experiencias a través de Internet.

"Siempre he tenido dificultades al coger el bote en la ducha", dice Holly Bonner, propietaria de BlindMotherhood.com. "Estos botes son idénticos, pero ya no tengo que usar una pegatina con relieve o una goma para diferenciarlos… Así que me parece una gran idea".

"Aunque [P&G] hace esto con la comunidad con discapacidad visual, también podría ser estupendo para los niños pequeños…[y]… las personas que están perdiendo la visión en una etapa más avanzada de su vida. Esto será muy útil para ellos", continúa.

"Lo mejor de todo esto es que lo ha diseñado una mujer ciega. Una mujer ciega que lleva trabajando 18 años en la empresa ha sido la diseñadora. Esta idea no se le ha ocurrido a una persona con visión normal. Es una persona ciega, que lo entiende, y en primera persona. Es increíble. Creo que Herbal Essences ha hecho un gran trabajo".

Tras el éxito del primer ensayo, P&G ha incorporado el nuevo diseño inclusivo en todos sus champús y acondicionadores Herbal Essences bio:renew.

 

El objetivo de P&G para el sector de la belleza: promover el cambio

El 4 de mayo de 2020, Latif participó en un seminario web celebrado por el equipo creador de BE MY EYES, una innovadora aplicación web para personas ciegas o con discapacidad visual, que permite a los usuarios conectarse a través de videollamadas con voluntarios que les ayudan con tareas visuales. Como parte del seminario web, Latif habló de los desafíos que afrontan las personas ciegas y con discapacidad visual en casa y en el lugar de trabajo, y cómo más empresas están trabajando para que sus productos sean más accesibles para quienes tienen una discapacidad, incluida P&G con sus nuevos botes con códigos.

"Me alegré al oír la noticia de los novedosos botes de champú y acondicionador táctiles", escribe la bloguera y usuaria de BE MY EYES, Tia Wojciechowski, que estuvo presente en el seminario web.

"Casi todos los champús y acondicionadores vienen en botes idénticos. Supongo que la gente lo prefiere así, porque quedan más monos en el baño. Pues ahora ya hay botes que son monos y también táctiles", prosigue.

"Herbal Essences ha añadido líneas táctiles en las partes posteriores de los botes. Y lo bueno es que no es algo que suponga un gasto adicional elevado para las empresas de productos de cuidado del cabello y que les obligue a subir los precios".

El propósito a largo plazo del proyecto de P&G es animar a que más fabricantes realicen diseños de envases inclusivos para los productos de belleza y cuidado personal, que los consumidores con discapacidad visual usen cuando no puedan recurrir a las gafas o las lentes de contacto. El simple planteamiento de los iconos que se aplicó a Herbal Essences bio:renew podría ser una manera de permitir la diferenciación en todo el mundo, y de aportar libertad y confianza a millones de consumidores ciegos y con discapacidad visual en Estados Unidos y en otros países.

Beauty Cluster

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional