AEIC
Entrevistas online
Últimos nombramientos
29/07/2022 / Marta Urizal y Paula Fernández, de Thor Especialidades / 278 visitas

Conservación en productos cosméticos, Parte I

 

En estos últimos años los consumidores, a la hora de comprar un cosmético, no solamente tienen en cuenta su propio bienestar, sino que también buscan productos que sean buenos para la sociedad y el medioambiente.

 

 

La tendencia actual en el uso de conservantes ha cambiado a lo largo de estos últimos diez años de forma significativa, motivada principalmente por cambios regulatorios, pero también por la presión creciente de diferentes ONG’s, asociaciones de consumidores, prensa, bloggers especializados y consumidores finales, todos centrados en desacreditar a los conservantes tradicionales. Desde hace tiempo se ha extendido la creencia de que cualquier producto químico incluido en el INCI de un cosmético es inseguro y puede ser perjudicial para la salud; como consecuencia, surge un movimiento muy potente hacia los ingredientes naturales, considerados mucho más seguros para la salud humana.

Durante estos últimos diez años se ha limitado el uso de activos conservantes efectivos y versátiles como son algunos Parabenos, Isotiazolinonas, liberadores de formol, etc. Debido a esto, en el Anexo V del Reglamento de Productos Cosméticos Europeo donde se listan los conservantes permitidos en cosmética, empiezan a caer activos y, por el contrario, no hay nuevas entradas, disminuyendo así las opciones a la hora de escoger un sistema conservante. Los formuladores empiezan a buscar activos naturales y no incluidos en ese Anexo V, se empiezan a plantear claims de “preservative free” y es aquí donde aparecen los activos multifuncionales que, como su nombre indica, son ingredientes que aparte de su función principal como emolientes, fragancias, etc., ejercen también de activos antimicrobianos o potenciadores de la conservación.

En estos últimos años los consumidores, a la hora de comprar un cosmético, no solamente tienen en cuenta su propio bienestar, sino que también buscan productos que sean buenos para la sociedad y el medioambiente. Asimismo, existe una tendencia creciente del mercado hacia una mayor transparencia y simplicidad en los ingredientes utilizados para la formulación de productos cosméticos, que se refleja en productos y marcas que muestran iniciativas coordinadas para obtener un proceso de fabricación más consciente, ya sea a través del uso de envases reciclados o de ingredientes sostenibles. Aparece un concepto nuevo en cosmética, “Clean Beauty”, con 4 pilares clave: seguridad, sostenibilidad, ética y transparencia.

Beauty Cluster
Número 23. Verano 2022

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional