AEIC
Entrevistas online
Últimos nombramientos
14/07/2022 / Redacción / 242 visitas

Complife desvela un estudio que ha realizado sobre la microbiota cutánea en el rostro humano

 

La Dra. Clemence Robert y el Dr. Vincenzo Nobile de Complife Italia han realizado recientemente un estudio sobre las variaciones de la composición del microbioma facial en función de factores endógenos y exógenos.

La microbiota es la suma de todas las bacterias, hongos y artrópodos que viven en un ecosistema. El propio ser humano es un ecosistema, pero el papel del microbioma humano en la salud y la enfermedad sólo se ha conocido en los últimos años.

Por esta razón, y porque el microbioma humano es único para cada individuo, a día de hoy se dispone de relativamente poca información sobre la composición del microbioma sano del rostro humano.

Dado que Complife ofrece pruebas de seguridad y eficacia tanto in vivo como in vitro a la industria cosmética, y que cada día son más los clientes interesados en desarrollar productos que respeten o mejoren el microbioma de la piel, la empresa pudo poner en marcha un estudio a gran escala. El equipo recogió un total de 254 muestras para utilizar en el estudio, 183 de mujeres y 71 de hombres, que se analizaron en función de 2 factores endógenos (sexo y edad), y 2 exógenos (temporada y zona de residencia).

Tras la preparación de las muestras, se extrajo y purificó el ADN bacteriano y el equipo procedió a la amplificación por PCR. Al trabajar con la microbiota de la piel, eligieron utilizar cebadores dirigidos a las regiones hipervariables V1-V3 del gen 16S rRNA. A continuación, agruparon las muestras, prepararon la biblioteca y cargaron la mezcla en el secuenciador. El análisis primario se realizó con el software MicrobAT, mientras que el secundario se basó en la plataforma Microbiome Analyst.

El estudio mostró hallazgos muy interesantes relacionados con ambos sexos y factores exógenos:

  • El análisis primario a nivel de Phylum está en consonancia con la literatura sobre la microbiota de la piel: se identificaron 3 filos principales (Actinobacteria, Proteobacteria y Firmicutes) y un porcentaje muy bajo de otras bacterias. En términos de biodiversidad, las mujeres mostraron una mayor diversidad bacteriana y los hombres parecen tener mayores variaciones interpersonales.
  • A continuación, el análisis secundario a niveles taxonómicos inferiores puso de manifiesto claras diferencias en la población bacteriana entre hombres y mujeres, tanto en términos de población, como de estructuras comunitarias.

Podemos resumir las principales conclusiones del estudio en tres puntos:

  1. Las mejillas albergan más Proteobacterias y Firmicutes que los sitios vecinos (pliegue alar, narinas, glabela), lo que significa que la realización de estudios en toda la cara podría ayudar a dilucidar más las variaciones locales de la población.
  2. Los hombres tienen una media de biodiversidad más baja y una variación menos relevante desde el punto de vista estadístico. Esto podría deberse al uso más frecuente de cosméticos por parte de las mujeres, pero también podría ser la traducción de una mayor variabilidad interpersonal en los hombres.
  3. Nuestra observación general es que los taxones principales no se ven necesariamente afectados por los factores endógenos y exógenos, lo que sugiere que las variaciones del microbioma inducidas por los factores podrían ser impulsadas por las poblaciones de taxones menores.

 

Para leer el estudio completo, consulte el link.

Para cualquier detalle adicional, no dude en ponerse en contacto con el equipo de investigadores de Complife.

Beauty Cluster
Número 23. Verano 2022

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional