AEIC
Entrevistas online
Últimos nombramientos
16/01/2023 / Redacción / 162 visitas

Cómo combinar ingredientes en una rutina de skincare según Anna Fuster, fundadora de Two Poles

 

Con la llegada del invierno, la piel sufre más de lo habitual. Es por eso que cuidarla minuciosamente en esta época del año es imprescindible, y conocer en profundidad los ingredientes que le aportarán un extra de hidratación y cuidado es un gran comienzo. Actualmente, existen multitud de cosméticos con ingredientes de alta calidad con los que elaborar una rutina de belleza completa y eficaz. El problema viene con el desconocimiento sobre qué productos se pueden combinar entre sí y cuales no para crear una rutina skincare de calidad que cuide la piel como se merece.

Con el objetivo de empoderar a los/las consumidores/as y descubrir los ingredientes y productos que sí se pueden usar de forma conjunta en una rutina y los que, por el contrario deben separarse en los distintos días de la semana, Anna Fuster, fundadora de Two Poles y @partners.incream, skincare coach con máster en dermofarmacia y formulación cosmética explica cómo combinarlos y también cómo conseguir mayor efectividad.

 

¿Qué ingredientes se pueden incluir en la rutina diaria?

Uno de los productos especialmente interesantes para incluir en tu rutina skincare en invierno es el retinol. Sin embargo, también es uno de los productos cuya combinación suele crear más controversia. Es un ingrediente con el que debemos tener cuidado, sobre todo, por su formulación. Además, se debe tener en cuenta que durante el embarazo su uso no está recomendado.

El principal punto a tener en cuenta es diferenciar entre una piel que está retinizada de la que no lo está, es decir, si está acostumbrada o no a usar el retinol. Una piel retinizada no se irritará y se podrá utilizar sin ningún problema en la rutina diaria, incluso días seguidos.

Respecto al retinol no se recomienda mezclarlo en la misma rutina que:

  • Ácidos exfoliantes: como los alfahidroxiácidos y el ácido salicílico para no irritar la piel poniendo en riesgo su función barrera.
  • Vitamina C: cuando es pura debido a que este producto tiene un ph más bajo y junto con el retinol podría causar irritación en la piel.
  • Ácido azelaico en concentraciones altas.

Con los ácidos exfoliantes como el glicólico también se tiene que tener en cuenta en qué rutinas se puede incluir. En este sentido, desde la marca se puntualiza:

  • No se aconseja utilizar ácidos exfoliantes en la misma rutina que una vitamina C pura, ya que pueden ser muy irritantes para la piel. Ambos productos tienen un ph bajo y pueden causar este tipo de daños.
  • En el caso de ser un azelaico a más del 10% tampoco sería compatible con un retinol. Como se aconseja desde la marca, sería mejor usarlo en noches alternas para así beneficiarnos más de ambos.
  • El ácido salicílico sí que es compatible usarlo con otros exfoliantes como el ácido glicólico, pero aun así no se recomienda usarlo en la misma rutina que el retinol.

Uno de los ingredientes que sí se puede mezclar con todos ellos es la niacinamida. Este ingrediente se puede mezclar con todos los anteriores gracias a sus propiedades antiinflamatorias, seboreguladoras e hidratantes. Así en la misma línea se encuentra al ácido hialurónico que, aunque parezca que por su nombre puede tener alguna acción exfoliante, no es así. Es un ingrediente que aporta hidratación a la piel.

Los ingredientes despigmentantes se pueden mezclar prácticamente con todo, también con retinol. Pero podría suponer una sobrecarga para la piel con muchos activos y sería mejor no sobresaturarla.

Desde su creación, Two Poles abandera las rutinas con transiciones, es decir alternar productos tanto de día como de noche de forma que en cada caso designaríamos a un producto principal y/o protagonista en la rutina, en base al que estableceríamos el resto de productos. Anna lo explica: “No nos gusta poner muchos productos en la piel a la vez para no asfixiarla, preferimos hacer estas rutinas de transiciones que permiten beneficiarnos mucho más de los efectos de cada uno de los productos. En el caso de sobresaturación de la piel podríamos encontrarnos con la aparición de  irritaciones, descamaciones, milliums…”.

 

La formación, una de los principales ejes estratégicos de Two Poles

Uno de los principales objetivos en la creación de Two Poles fue empoderar a sus consumidores/as para que pudieran reconocer la calidad de los productos, pero que también aprendan a cómo incluirlos en la rutina. Un empeño en el que ya comenzó a trabajar Anna Fuster desde su página de @parntersincream donde comparte todo su conocimiento sobre cosmética para ayudar a las consumidoras a descubrir los secretos de la belleza.

Beauty Cluster
Número 25. Invierno 22

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional