AEIC
Entrevistas online
Últimos nombramientos
Número 19. Verano 2021 2021
15/01/2021 / Guillermo Rodríguez

Niuska Álvarez

Hoy en día tenemos la tecnología necesaria para sacar el máximo provecho a estos ingredientes sin necesidad de añadidos que no tienen sentido

Entrevista

Innovar es una de las claves del éxito para cualquier empresa, eso es algo en lo que todos coinciden. Pero, ¿y si esa innovación consistiera en acudir a los orígenes, a las fórmulas y métodos utilizados hace siglos? Algo así es lo que propone EtnoLabs, cuya innovación pasa por volver al pasado en la búsqueda de una cosmética sostenible bajo el paradigma y la certeza de que el cuidado de la piel, el maquillaje o las fragancias han existido desde hace miles de años. De todo ello, así como del presente y futuro de Etnolabs, hemos hablado con Niuska Álvarez, su fundadora.

¿Cómo y cuándo surge la idea de crear una empresa como EtnoLabs?

La idea surge mucho antes de que la cosmética natural se convirtiera en un boom. Desde niña he elaborado mis propias formulaciones. Tenía 13 años cuando mi padre me enseñó tanto el arte como la ciencia de las formulaciones cosméticas.

Siempre fui muy consciente de que todo químico que se aplica en la piel puede ser absorbido directamente hacia el torrente sanguíneo. Cada vez que salía a hacer las compras de productos diarios, como champú, jabones, pasta dental… no lograba conseguir cosméticos que tuvieran una formulación natural y simple, sin químicos.

Luego empecé a preguntarme si realmente eran necesarios todos estos agregados, ya que absolutamente toda la industria los utiliza. Mediante la investigación y la creación de mis propios productos para mi uso personal, me di cuenta de que se podían hacer formulaciones que no llevaran estos tipos de químicos. Entonces me surgió mucha curiosidad sobre cómo se hacía antes, ya que el ser humano desde tiempos inmemoriales se ha cepillado los dientes, se ha bañado, ha utilizado hidratantes e, incluso, se ha maquillado.

Al profundizar en una búsqueda de la fusión entre la historia, las diferentes culturas del mundo y mis conocimientos de bioquímica, me di cuenta de que la respuesta no está en la actualidad, si no en nuestros orígenes y formalicé EtnoLabs como marca a finales de 2019, en Barcelona.

 

Apostáis por la biocosmética natural… ¿Qué os diferencia de otros proyectos que también van por este ámbito?

Nuestra línea de cosmética natural está basada en el uso de ingredientes naturales y ancestrales que estuvieron presentes en civilizaciones pasadas. Nuestras formulaciones presentan una sinergia de ingredientes, que combinados, pueden maximizar sus propiedades beneficiosas. Es decir, su fusión da un mejor resultado que cada uno de ellos por separado. Además, en EtnoLabs somos 100% partidarios de que la belleza viene desde adentro. Por eso, nuestros productos tienen efectos terapéuticos que te ayudan sacar el brillo natural interno del cuerpo.

 

¿La biocosmética natural es una fusión entre tradiciones antiguas y nuevas tecnologías? ¿Cómo confluyen?

En EtnoLabs nos encanta lo antiguo y lo tradicional. Por eso mantenemos una producción con métodos tradicionales y conservadores. Además de una ideología de belleza orientada hacia lo natural e impulsada por el uso de materiales sostenibles que marcan una diferencia real tanto en la piel como en el cuerpo.

Entre los factores del pasado que se han perdido no solamente se encuentran los ingredientes, sino la estructura de la formulación entera como tal y su propiedad beneficiosa. Anteriormente, la mayoría de los cosméticos tenían como parte de su efecto una combinación de propiedades terapéuticas, por ejemplo, antiinflamatorias, antioxidante, cicatrizantes, antibacterianas, además de cumplir una función específica. De igual forma, eran parte de un ritual que incluía el saneamiento tanto físico como espiritual, lo cual tenía como fin manifestar la verdadera belleza natural y genuina de la persona.

Nosotros en EtnoLabs nos hemos comprometido con la investigación y el descubrimiento de estas recetas del pasado, presentes en manuscritos, libros de historia y regímenes de belleza de las diferentes culturas del mundo que han sido transmitidos de generación en generación y nos enfocamos en combinar lo mejor de cada una de estas formulaciones para dar como resultado un producto ‘multiétnico’.

Hoy en día tenemos la tecnología necesaria para sacar el máximo provecho a estos ingredientes sin necesidad de añadidos que no tienen sentido. EtnoLabs parte de la química verde para combinar todos estos materiales preciosos usados por nuestros ancestros y crear productos libres de componentes nocivos para la salud.

 

Tu empresa, a la hora de presentarse, dice que emplea técnicas que ya se usaban en el antiguo Egipto. ¿La cosmética es algo tan antiguo como el ser humano?

La higiene personal está vinculada con la limpieza espiritual y la manifestación de una buena salud en general. El ser humano, desde siempre, ha tenido un interés en la belleza. Las mujeres en el antiguo Egipto, por ejemplo, fueron una de las primeras en utilizar maquillaje e incluso tratamientos exfoliantes como la arena, presente en el desierto, y cremas reparadores para la cara que no solo servían como hidratantes, sino como protección de los rayos ultravioletas, fuertes y característicos de áreas desérticas. En Sudamérica se aprovechaban los colores de los vegetales o derivados y se generaban extractos puros que se utilizaron como maquillaje. Entre ellos el carbón, que se aplicaba como lápiz de ojos, y la remolacha, para darle color a las mejillas. Incluso ingredientes muy conocidos como el aceite de oliva fueron uno de los primeros en estar presente en fórmulas ancestrales griegas.

 

¿Qué beneficios aporta al cliente o usuario una cosmética 100% natural?

Nuestras formulaciones no solo cumplen una función específica (por ejemplo limpiar, hidratar…) sino que también poseen propiedades favorables para el cuerpo reveladas en manuscritos antiguos y que a la vez han sido reportadas en estudios científicos. Yo misma me encargo del estudio y seguimiento de cada formulación y componente utilizado y me aseguro de analizar tanto la investigación histórica como todo el proceso científico y mecanismo de acción de los componentes presentes en cada producto.

 

¿El presente y futuro de la cosmética pasa irremediablemente por lo natural?

Desde mucho tiempo atrás, y sobre todo desde antes de la revolución industrial, nuestros ancestros y otras culturas remotas no tenían la capacidad o procesos químicos presente, en la actualidad. Por lo tanto, solo utilizan ingredientes naturales y disponibles a su alcance y así se vivió por muchos años…

El problema es que hubo un punto en el que nos desviamos de lo natural, nos emocionamos demasiado con la revolución industrial y el crecimiento de la industria cosmética, que nos olvidamos de validar e implementar cambios de acuerdo con la era actual. Muchos de los ingredientes y procesos aplicados en la cosmética están obsoletos, ya que no son necesarios y, sin embargo, se siguen utilizando. No se pueden comparar los productos de hoy día con aquellos de años anteriores que, por ejemplo, tenían que pasar mucho tiempo en un barco, sin control alguno de temperatura para llegar a su destino de retail en otro continente. La verdad es que ya todos estos añadidos sin sentido no son necesarios, en parte gracias a la tecnología actual. La industria completa necesita atravesar un proceso de actualización.

 

¿Cómo está España en este sentido en comparación con los países de nuestro entorno, apostamos en la misma medida por una cosmética natural o aún vamos un paso por detrás?

Primero, la cosmética es una industria muy poco regulada. La regulación proviene de un proceso interno de cada empresa y no hay mucha presión por parte de los gobiernos para que estas demuestren que sus productos son realmente seguros. Al ser así, es posible imaginarse la limitación de la normativa. Muy pocas empresas deciden realizar cambios cuando no les parece necesario o cuando las ventas siguen iguales, a menos de que se les ordene.

Europa, y específicamente España, hacen un mejor trabajo cuando se compara con países como Estados Unidos, en donde apenas el 2% de los componentes tóxicos que se usan en la industria han sido prohibidos y muy pocas sustancias están reguladas. Se ha demostrado que el 90% de los ingredientes utilizados en cosméticos no son seguros para las personas, especialmente a largo plazo.

Uno de los problemas reales en este entorno es que muchas personas no tienen idea de los ingredientes que están presentes en los productos de higiene o cuidados diarios, no saben si son dañinos o no. Lo que me parece lógico, porque no todos somos químicos o bioquímicos. Por eso siempre doy como consejo que, si al ver los ingredientes hay alguno que es particularmente difícil de pronunciar, entonces ni se te ocurra comprar ese producto.

Conoce a Niuska Álvarez
Nombre Niuska Álvarez
Empresa EtnoLabs
Cargo Fundadora
Biografía
Beauty Cluster Barcelona

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional