Últimos nombramientos
Número 9. Invierno 2018 2018
05/11/2018 / Guillermo Rodríguez / 201 visitas

Laboratorios LETI presenta Baby Sebamed Leche Intensiva, la perfecta ‘compañera de viaje’ en la higiene diaria del bebé

Laboratorios LETI, especializado en el cuidado de la piel de toda la familia, presenta Baby Sebamed Leche Intensiva, de uso corporal, nutritiva de larga duración, indicada para pieles secas y muy especialmente para el cuidado diario del recién nacido.

Con su fórmula pH de 5,5, Baby Sebamed Leche Intensiva favorece el desarrollo del manto ácido e impide la proliferación incontrolada de microorganismos causantes de irritaciones y alergias. No contiene compuestos nitro-almizclados, formaldehído, nitrosaminas ni dioxano, pero sí aceite de almendra dulce (de grandes propiedades nutritivas, hidratantes y suavizantes), manteca de karité, escualeno y lecitina, que protegen eficazmente frente a la sequedad. Y como también incorpora alatoína, la piel se mantiene suave y elástica.

Baby Sebamed Leche Intensiva es el complemento ideal del gel extra suave para piel seca o sensible, ya que asegura una alta protección cutánea frente a influencias ambientales nocivas y consolida la resistencia de la delicada piel del bebé.

 

La piel tiene ‘memoria’

Se dice que la piel tiene ‘memoria’, porque acumula los daños que se le infligen desde la infancia. Por eso es tan importante tomar las precauciones adecuadas en las primeras etapas de la vida del niño. Por ejemplo, hidratarla convenientemente, porque la hidratación diaria es fundamental para mantener la integridad de la barrera cutánea.

En este sentido, las cremas hidratantes y las leches corporales son las perfectas ‘compañeras de viaje’ en la higiene diaria del bebé; y si se aplican como mínimo una vez al día, especialmente tras la rutina del baño, su eficacia aumenta.

Conviene que los productos hidratantes que se utilicen no contengan sustancias irritantes ni una base demasiado perfumada para evitar problemas posteriores, como sequedad, eczemas o picores.

Pero si la piel del niño presenta sequedad, es preciso saber que el frío, el aire y la calefacción pueden robarle su humedad natural, por lo que hay que ser cautos y seguir algunos consejos. Entre ellos, reducir el tiempo de baño, usar humectantes o aplicar emolientes corporales específicos, porque la piel del bebé sufre una maduración constante (hasta los tres años de vida sigue siendo muy sensible a las agresiones externas) y requiere el uso de productos específicos.

Beauty Cluster Barcelona

Política de privacidad, cookies y aviso legal