Últimos nombramientos
Número 9. Invierno 2018 2018
06/02/2019 / Guillermo Rodríguez

El nanobotox se perfila como el tratamiento estrella de la estética preventiva

Como explica la doctora Pilar Benito, médico estético de Slow Life House, “solo con observar la forma de gesticular de una persona joven, puede trazarse, sin margen de error, su futuro mapa de arrugas y adivinar también en que zonas en concreto se van a producir las primeras roturas de piel”.

El nanobotox se está perfilando como el tratamiento estrella de la medicina estética preventiva, y como señala la doctora Pilar Benito, “no hay edad límite y es la fuerza de cada anatomía a la hora de contraer la musculatura la que puede marcar el inicio de formación de las arrugas de expresión”.

Esta técnica está especialmente indicada en el caso de chicos y chicas jóvenes, incluso menores de 25 años, que presentan un patrón de musculación hiperkinético. Esto quiere decir que contraen sus músculos muy rápidamente y, por lo general, sin asociarlas la expresión de emociones. También está indicada en el caso de personas hipertónicas, aquellas que no son capaces de relajar su musculatura facial. En estos casos, la aparición de arrugas, tanto en movimiento como en reposo, es muy precoz.

El nanobotox pretende inyectar toxina botulínica como tratamiento preventivo, adaptando la dosis y los lugares de inoculación de ésta de manera totalmente personalizada, de forma que el resultado sea totalmente natural y equilibrado. Se realiza en frente, entrecejo y patas de gallo.

Los resultados duran alrededor de 12 semanas y el resultado se aprecia a los 15 días. Pasado ese tiempo se realiza un control médico por si fuera necesario realizar algún retoque.

Beauty Cluster Barcelona

Política de privacidad, cookies y aviso legal