Últimos nombramientos
Número 15. Verano 2020 2020
16/09/2020 / Guillermo Rodríguez / 306 visitas

El aumento del ‘maskné’ y cómo los ingredientes naturales pueden ayudar

Debido al uso excesivo de la mascarilla diario, está comenzando a aparecer una afección denominada ‘maskné’, término que se utiliza para describir el acné en la zona donde se usa la máscara (principalmente alrededor de la nariz, la boca y la barbilla).

El uso prolongado de las máscaras puede dar lugar a una alteración local del microbioma de la piel y a un caldo de cultivo perfecto (mayor humedad, mayor temperatura y más bacterias). Un claro ejemplo de ello es el simple hecho de respirar con la máscara puesta, ya que puede convertirse en toda una complicación. Al respirar y hablar con la máscara se incrementa la humedad, hecho que acaba afectando en el pH de la piel y puede ocasionar rojez e inflamación.

Es por ello que algunos ingredientes naturales pueden llegar a jugar un factor muy importante, como la?ceramida o el aloe vera, que ayudan a restaurar y fortalecer la barrera natural de la piel, reduciendo la cantidad de agua que se pierde, aumentando la hidratación general y dificultando así la entrada de bacterias. Al mismo tiempo, grandes conocidos extractos naturales como la camomila ayudan a reducir la inflamación en la zona afectada, proporcionando una capa entre la piel y el tejido de la mascarilla que permitirá reducir el riesgo de irritación por fricción.

Por otro lado, podemos encontrar algunos consejos básicos de cómo prevenir el maskné:

  • Primero y más importante, comprar la máscara adecuada: Optar por tejidos naturales como el algodón o la seda lavable puede ser una muy buena elección ya que estos tipos de tejido reducirán la fricción de la máscara en la cara, lo que debería ayudar a reducir cualquier irritación por roce.
  • Mantener la máscara limpia: Mantener la máscara limpia es una obligación para asegurar que la piel se mantiene en condiciones y libre de cualquier bacteria dañina que pueda causar irritación, inflamación y mucho más.
  • Evitar cualquier tipo de maquillaje: Puede contribuir a la obstrucción de los poros y a los brotes de acné.
  • Lavarse la cara constantemente: Cada vez que se llega a casa después de haber estado tiempo fuera, se debería convertir en un ritual el hecho de lavarse las manos y la cara a conciencia. Parece básico, pero sorprende la cantidad de gente que aún no se lava la cara, excepto cuando se levantan.

Finalmente, y no menos importante, es que sabemos que la lucha contra el maskné puede ser larga, pero con los pasos y consejos adecuados para mantener la limpieza, el maskné puede ser debidamente tratado y no convertirse en un quebradero de cabeza.

Beauty Cluster Barcelona

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional