Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater


Ampliar
Últimos nombramientos
Número 4. Otoño 2017 2017
13/06/2017 / Redacción / 580 visitas

Cuida tu barba con aceite específico en cuentagotas

La barba se ha convertido en una verdadera revolución para el mundo de la moda. Y es que la barba dice mucho del estilo de una persona, es más que una tendencia, es casi un signo de identidad. Existen diferentes diseños y, es que como buen complemento de moda, cada estilo de barba se asocia a un perfil de hombre, a una imagen, a un estilo de vida.

Pero si hay algo en la que todos los estilistas y gurús de la moda coinciden es en que la barba debe estar bien perfilada, dando sensación de “ir arreglado, pero no desaliñado”. Y para ello, debe estar por supuesto bien cuidada con productos específicos, tarea no fácil la mayoría de veces.

Tanto para el pre-afeitado como para el post, hidratar es fundamental. Pero si te apuntas a la moda con barba, no sólo debes cuidarla cuando te afeites, sino a diario. Acude de forma regular a la barbería y no te olvides de los imprescindibles en casa:

  • Lavarla a diario con un Champú específico.
  • Hidratarla con aceites específicos que ayudarán a fortalecer, reparar y acondicionarla. Aceites ricos en nutrientes para evitar la sequedad de las puntas.
  • Secarla mejor con el secador y usar un cepillo especial para peinarla, siempre después de la hidratación y con movimientos suaves.
  • El bigote también necesita una limpieza regular y un trato especial.

En la hidratación diaria, es imprescindible el uso de productos específicos, en caso contrario cuidaremos la piel de debajo pero resecaremos el vello.

¿Qué clase de productos existen para hidratar la barba?

Los mejores productos para su hidratación son los aceites y los bálsamos. Podemos elegir uno u otro según nuestras preferencias, siendo el aceite más liviano y menos grasiento que el bálsamo.

¿Qué es y para qué sirve el aceite para barba?

Estos aceites, están formulados con productos naturales y tienen bases de aceites esenciales para hidratar, cuidar y reparar el vello y el cuero cabelludo. La fórmula varía aunque muchos incluyen aceite de jojoba, almendra, argán, árbol de té, pepita de uva o pomelo. Estos ingredientes se usan por sus propiedades hidratantes y reparadoras para ayudar a cuidar la barba, darle un aspecto y brillo saludable, y por supuesto cuidar la piel que se encuentra escondida tras el vello evitando descamaciones/caspa y demás consecuencias de la sequedad. Aportan además control al siempre rebelde vello, y suavidad, facilitando así el peinado.

¿Cómo se aplica el aceite para barba?

La mayoría de aceites para barba se presentan en cuentagotas, evidenciando así al consumidor que se trata de un producto de alta concentración que necesita una dosificación y aplicación precisa.                                                                                                                     

Se pueden aplicar de 2 maneras, con la barba seca o un poco húmeda, y dependiendo del largo y grosor y del número de aplicaciones que hagamos al día.                                           

Si hidratamos la barba cada varios días será necesaria una mayor aplicación pero si en cambio, hacemos 2 o 3 aplicaciones al día, la cantidad será bastante menor. En cualquier caso, aplicamos con el cuentagotas la dosis que veamos conveniente, extendemos el producto entre nuestras manos y masajeamos la barba procurando que toque la piel.

El uso del cuentagotas permite una dosificación precisa y controlada, que se traduce en una aplicación  cómoda y limpia, no fácil para este tipo de fórmulas oleosas.                                                        

La realidad es que un buen aceite para barba provoca cierta “adicción”, la suavidad, el frescor y aroma que aportan hará que más tarde o temprano se convierta en un indispensable en la rutina diaria.

Beauty Cluster Barcelona